El más importante de los beneficios de la atención médica en el hogar es que permite que los pacientes reciban el cuidado personal en la privacidad y comodidad de sus propias casas. Los cuidados a domicilio les facilitan permanecer tan funcionales e independientes como sea posible, proporcionando una mucha mayor sensación de seguridad.

Los estudios demuestran que para las personas que cuentan con una enfermedad crónica o discapacidad, vivir en casa (y no en un hospital o residencia) es a menudo la mejor opción para el bienestar físico y mental.

Es difícil cuantificar las ventajas de la compañía para alguien que necesita cuidados en el hogar, pero las investigaciones indican que el aislamiento social puede hacer tanto daño a la salud de alguien como el tabaquismo.

Cada vez son más las personas que se suman a la tendencia de optar por la asistencia médica a domicilio como mejor remedio sanitario y emocional, para sus familiares. La posibilidad de que la persona pueda permanecer en su hogar, rodeada de sus pertenencias y de sus seres más queridos, pero siempre contando con el mejor personal sanitario, ha provocado que el sector de ayuda a domicilio esté actualmente atravesando por uno de sus mejores momentos.

La calidad médica es importante, pero conseguir preservar la salud emocional del paciente lo es más aún. La asistencia médica domiciliaria no está pensada exclusivamente para los ancianos, que precisan de cuidados y compañía en su vida diaria. Su funcionalidad está también presente en las personas dependientes y discapacitadas, en aquellas que no pueden valerse por sí mismas para realizar determinadas tareas cotidianas y que necesitan de alguien de confianza que les dé el trato prioritario que merecen.

La atención médica a domicilio puede ir desde la curación de heridas superficiales y suturas, curación de ostomías, curación de escaras, cambio de sondas, la infusión de líquidos intravenosos e inyecciones, hasta aplicación de tratamientos o medicamentos más complejos, como quimioterapia y antineoplásicaos. Se puede también prevenir enfermedades por medio de vacunas en la comodidad del hogar, de hecho para los pequeños es menos traumático recibir la aplicación de su vacuna en casa que en un consultorio u hospital.

Nada tiene que envidiar la asistencia a domicilio del trato recibido por el paciente en una cama de hospital. Los profesionales de salud, conformado por médicos, enfermeros, terapeutas, psicólogos y otras especialidades, mostrarán su plena disposición las 24 horas del día durante los 365 días del año. Por un precio sumamente económico, hallaremos nuestro bienestar y el de nuestros familiares.

 

A continuación enumeramos algunas las ventajas de la atención médica a domicilio:

Servicio personalizado: Nuestro familiar se sentirá querido y cuidado en todo momento. Al estar en casa, se evitarán los riesgos de contraer infecciones o de entrar en estados de

depresión, que bien se aprecian a veces en los hospitales. Todo esto contribuye notoriamente al aumento de la esperanza de vida del paciente, ya que la recuperación resultaría más sencilla gracias a la dosis de positividad psicológica que aporta esta asistencia exclusiva.

Comodidad: Este servicio libera a los familiares de la carga de desplazamientos y de las pesadas noches en la habitación del hospital.

Innovación tecnológica: El personal sanitario cuenta con la mejor dotación de material y los dispositivos tecnológicos más eficientes para estar informado en todo momento del estado de salud de su paciente, como estudios de laboratorio y gabinete.

Menor costo – Mayor intimidad: El servicio de asistencia médica domiciliaria resultará más económico que el ingreso en una residencia. Así mismo, el hecho de permanecer en casa aportará al paciente una mayor comodidad y privacidad en temas de higiene y descanso.

 

Cuando hablamos del servicio de laboratorio a domicilio, sus beneficios son:

Mismo costo – Más beneficios: Los estudios de clínicos a domicilio en HomeLab, tienen el mismo costo que los estudios que se realizan en el laboratorio, con la comodidad de recibir el servicio en el propio hogar.

Servicio amigable con todo tipo de pacientes: Muchas personas cuentan con limitaciones de movimiento debido a la edad o a enfermedades, por lo cual, incluso salir de su casa es un reto. Con los estudios clínicos a domicilio facilitamos el proceso para este tipo de personas y sus familiares.

Sin filas: Con el servicio a domicilio ya no es necesario hacer filas, ni esperar por un turno, ya que el personal llega a tu casa el día y hora acordada, con todo el equipo necesario para realizar el estudio.

Mayor seguridad: En estos tiempos de pandemia, quedarse en casa es la opción más segura. Con este servicio no tienes que salir, arriesgando tu seguridad y la de tu familia. Además, en HomeLab contamos con todos las medidas de sanidad tanto en nuestras instalaciones, como en nuestro servicio a domicilio.

Realiza tu cita ahora.

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso