Radiografías para detectar Covid-19 y sus secuelas

Las radiografías, TAC o ultrasonido, han ayudado a detectar casos de Covid-19 así como detectar si existen secuelas de coronavirus una vez que la persona ha sanado.

La utilidad de estas imágenes es su contribución a diagnosticar infecciones respiratorias, las cuales apoyan la clasificación del riesgo de las personas con sospecha de neumonía por Coronavirus.

Esta línea de estudios es la segunda etapa que se realiza para confirmar o descartar que una persona es portadora del Covid-19. El diagnóstico principal de la enfermedad se hace por la técnica de laboratorio PCR.

Aquí te presentamos los aspectos que se deben tener en cuenta antes de realizarte este estudio:

Tener infección por COVID-19, no necesariamente quiere decir que un paciente tiene neumonía por causada por esta enfermedad.

Si el paciente no tiene criterios clínicos de severidad, no amenizaría una tomografía de tórax.

Todo paciente con sospecha de neumonía, debe realizarse una radiografía de tórax.

Si el paciente está en la primer semana de contagio se repetirá la muestra por PCR debido a que puede haber falsos negativos.

Existen diferencias entre cada estudio de imágenes de tórax y es importante conocerlas para ayudar a la toma de decisiones, a continuación te las explicamos:

Rayos X o Radiografía de Tórax

Se realiza cuando existe sospecha neumonía. Si el paciente evoluciona satisfactoriamente, se va a casa sin necesidad de una radiografía de control. De otra forma si el paciente tiene signos de deterioro clínico se somete a una radiografía para evaluar si existe progresión de opacidades.

No es lo mismo una radiografía torácica general que una especializada en COVID-19, pregunta en el laboratorio por la prueba especializada.

Tomografía

Si un paciente es asintomático, la radiografía no ayudaría ya que los hallazgos podrían ser sutiles, así que se realiza la TAC que es muy relevante debido a su alta sensibilidad.

La TAC es altamente recomendable para pacientes que presentan neumonía grave.

Ultrasonido

Esta técnica es una de las que han generado más controversia en la comunidad médica, pues ha generado dudas en su uso para algunos especialistas de cuidados intensivos o urgencias.

En conclusión, según el estado del paciente y la gravedad con la que la neumonía se presenta, los médicos determinarán el mejor estudio para cada persona.

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso