Obesidad: un problema en aumento

Terminología de un laboratorio

La pandemia ha cambiado nuestro estilo de vida. El aislamiento y las limitaciones en los lugares públicos han abierto camino al desarrollo de hábitos más sedentarios.

La grave obesidad es un problema de salud pública, ya que a nivel mundial, México representa el segundo lugar en obesidad en la población adulta.

Todos conocemos la palabra “obesidad” y lo relacionamos con un exceso de peso y a pesar de que es cierto que las personas con obesidad tienen un peso mayor a lo saludable para su edad y estatura, la obesidad se mide en mucho más que eso.

Con obesidad nos referimos a un excedente de grasa en el cuerpo, causado por ingerir más calorías de las que se queman. Esta enfermedad se va dando con el tiempo y puede ir avanzando hasta puntos donde aparezcan problemas de salud serios.

Consecuencias de la obesidad

La obesidad aumenta el riesgo de padecer las siguientes enfermedades:

● Diabetes
● Enfermedades cardíacas
● Accidentes cerebrovasculares
● Artritis
● Algunos tipos de cáncer

¿Tengo obesidad?

Para saber si tienes obesidad no es suficiente con pesarte, ya que el exceso de peso no es lo mismo que tener obesidad. Para detectar esta enfermedad o la etapa en la que se encuentra, es necesario realizar pruebas que midan el nivel de grasa en el cuerpo.

Historial clínico: Se revisa el historial de salud, de peso y alimentación. Se evalúan los signos vitales, el peso, las medidas y el historial familiar.

IMC: Por sus siglas Índice de Masa Corporal, es una unidad de medida que nos puede dar una idea aproximada de si poseemos un peso saludable o no. Se calcula dividiendo el peso en kg entre la estatura en m.

● Menor a 18.5: peso insuficiente.
● Entre 18.5 y 24.9: peso normal.
● Entre 25.0 y 29.9: sobrepeso.
● Mayor a 30.0: obesidad.

Por ejemplo: Una persona mide 1.7 metros y pesa 90 kg, tiene un IMC de 31.1, lo cual significa que presenta obesidad.

Hay que recordar que esta medida no determina si una persona es obesa o no, ya que el músculo y los líquidos también determinan el peso.

Circunferencia de la cintura: Se mide el contorno de la cintura para determinar la cantidad de grasa almacenada ahí.

Perfil de lípidos: Es un estudio de sangre que analiza los niveles de diferentes tipos de grasa presente en la sangre como el colesterol y los triglicéridos.

¿Cómo prevenir o combatir la obesidad?

Olvídate de los licuados, las pastillas y las cremas milagrosas. La mejor manera de prevenir o combatir la obesidad es por medio de una dieta equilibrada y realizar ejercicio de forma regular.

Si ya te diagnosticaron obesidad te recomendamos que te asesores con un especialista para que te recomiende un plan de alimentación y una rutina adecuada a tus necesidades.

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso